Home » Piel, Recetas y Productos Naturales, Tratamientos de Belleza » Las algas en tratamientos de belleza

Las algas en tratamientos de belleza

Entre los tratamientos estéticos, existe una rama llamada talasoterapia. La palabra proviene del griego thalasso (que significa mar) y therapeia (terapia), y designa a todas las técnicas que se sirven de elementos del ecosistema marino: el agua misma, aire, fango y las algas. De estas últimas hablaremos en esta ocasión.

Las algas marinas poseen alto contenido de oligoelementos, aminoácidos, minerales, y las vitaminas A, B, C, E, F y K, además de hierro y calcio. Todo esto les proporciona propiedades antibióticas, antitumorales, antioxidantes y antivirales.

Las algas en tratamientos de belleza

algasLos tratamientos estéticos utilizan las algas que se encuentran a mayor profundidad: las de color verde y las azules. Si bien están debajo del mar, las algas también hacen fotosíntesis, y la gran cantidad de oxígeno que absorben y almacenan, estimula la absorción de activos cuando se las aplica en la piel.

Las algas verdes son especialmente efectivas para combatir problemas de retención de líquidos y celulitis. Dentro de ellas, las más usadas son la Laminaria Digitata, que tiene fibra concentrada y activos como el manitol, que estimulan la desintoxicación funcionando como diuréticos. Otra es la Fucus, que estimula la degradación de las grasas –saturadas o no- y los intercambios celulares. Para tratamientos circulatorios en general, se usa el alga Lithotamerica, que posee calcio y magnesio, ayudando al proceso diurético natural; y las algas ruscus, que funcionan como antiinflamatorias y antiedemizantes.

De color azul, las algas son utilizadas para detener el envejecimiento. La más usada es la llamada Espirulina, que es una microalga. Hidrata y estimula la regeneración cutánea, ya que contiene nutrientes, vitaminas, hierro y cobalto.

Si nos interesa la opción y queremos probar un tratamiento con algas, el destino más seguro es un Spa –si es cercano al mar, mejor. Pero si preferimos quedarnos en casa, hay recetas para hacer nuestros propios tratamientos.

  • Mascarilla: necesitamos 3 hojas de alga o 3 pastillas de espirulina (las conseguimos en cualquier farmacia botánica). Si tenemos las hojas, las machacamos hasta convertirlas en una pasta; si usamos las pastillas, extraemos su polvo. Mezclamos con ¼ de taza de té de manzanilla y aplicamos en el rostro. Dejamos actuar unos 15 minutos y retiramos con agua fría.
  • Baño: llenamos la bañadera con agua tibia, agregamos 3 puñados de hojas de algas trituradas, 2 puñados de sal gruesa y algunas gotas de esencia de lavanda para relajarnos. Tratemos de reposar al menos 20 minutos, y luego nos damos una ducha fría.

Así que ya sabemos, no descartemos las algas como basura si nos las encontramos a la orilla del mar: podemos averiguar de cuáles se trata y convertirlas en un excelente producto de belleza.

Fuente: www.solonosotras.com
María del Mar




Ver mas notas sobre Piel, Recetas y Productos Naturales, Tratamientos de Belleza

Otras notas que pueden interesarte:

Ultrashape: tratamiento de belleza reductor
Drenaje linfático con presoterapia secuencial
Celulitis: los mejores tratamientos de estética para combatirla

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Las algas en tratamientos de belleza

No utilices este medio para hacer spam, gracias!