Home » Piel, Tratamientos de Belleza » Peeling suave: Ácido Glicólico para combatir el acné

Peeling suave: Ácido Glicólico para combatir el acné

Si bien no existen todavía medios que garanticen la total desaparición del acné y sus huellas en la piel, el peeling superficial con ácido glicólico se nos presenta como una respuesta favorable, capaz de aliviar las marcas y dar un aspecto más armónico y saludable al rostro afectado con este problema. A diferencia de la dermabrasión, del peeling profundo y del láser, el tratamiento con ácido glicólico es menos agresivo, pudiendo aplicarse diariamente por medio de cremas con baja concentración, así como emplearse en intervenciones médicas más complejas.

Peeling suave: Ácido Glicólico para combatir el acné

Qué es y cómo actúa el ácido glicólico

El ácido glicólico es de origen natural, encontrándose principalmente en la caña de azúcar, e integra el grupo de los alfa-hidroxiácidos (AHA). Este ácido no es tóxico, su incidencia sobre la piel es sólo superficial, sin llegar a niveles profundos por su misma composición intrínseca. De modo que el efecto corrosivo propio del ácido, en este caso, se limita solamente a la delgada capa exterior de la piel, constituida únicamente por células muertas.

Además, si bien por un lado exfolia estos tejidos superficiales; por el otro estimula la recomposición cutánea al favorecer la hidratación y el metabolismo celular en su conjunto. Las cremas de uso doméstico poseen bajas concentraciones de ácido glicólico, ya que se trata de una sustancia cuyo uso debe aplicarse de modo gradual y ascendente, en lo posible bajo control médico.

Beneficios del peeling para acné

  • A poco de comenzado el tratamiento, más o menos una semana, la piel comienza a verse más iluminada gracias a la mencionada renovación de los tejidos.
  • La hidratación es otro de los beneficios, hidratación que es producto del aumento de la actividad de iones de carga positiva, lo cual se traduce en una textura más homogénea.
  • La estimulación de la síntesis de colágeno hace a la tonicidad cutánea, por lo que se disminuyen, además de las marcas del acné, las arrugas, las estrías, las manchas provocadas por el exceso de sol y las cicatrices en general.
  • En la medida en que el tratamiento con ácido glicólico se acompañe de otros tratamientos específicos para cada tipo de piel, la acción del ácido favorece la recepción de estas otras sustancias, haciendo que el programa sea doblemente efectivo.

Tipos de tratamiento con ácido glicólico

  • Casero: es el que puede hacerse uno mismo en su casa, con productos de baja concentración de este ácido (4 a 16%)
  • Cosmetológico: es el tratamiento que ofrecen los estilistas, que si bien no son médicos sí conocen los procedimientos necesarios. Aquí, la concentración es de hasta un 30%.
  • Clínico: en el caso de los cirujanos plásticos o los dermatólogos. En este marco, el peeling es mucho más intenso ya que hablamos de una concentración muy fuerte de ácido (70%).

Riesgos y cuidados del tratamiento

Al igual que con todo producto exfoliante, luego de la aplicación del ácido es importantísimo proteger la piel del sol. Por otra parte, aunque se elija el tratamiento casero, este debe ir supervisado por un médico, que aconseje exactamente la dosis o medida que en cada caso la piel necesita.




Ver mas notas sobre Piel, Tratamientos de Belleza

Otras notas que pueden interesarte:

Hiperhidrosis: como tratarla?
Ozonoterapia: tratamiento para estar más bella
Manzanilla, el remedio natural más efectivo para la piel

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Peeling suave: Ácido Glicólico para combatir el acné

No utilices este medio para hacer spam, gracias!