Home » Salud Integral » Bulimia: Claves para su detección y tratamiento

Bulimia: Claves para su detección y tratamiento

Las personas que padecen bulimia son incapaces de dominar reiterados episodios de apetito voraz, pero el sentimiento de culpa y vergüenza tras ingerir muchos alimentos les lleva a tratar de contrarrestar los efectos de esas comilonas a través de medidas extremas como vómito provocado, práctica de rutinas excesivas de ejercicio, ayunos rigurosos, y uso sin prescripción de laxantes y diuréticos.

Debe tenerse en cuenta que la mortalidad en esta enfermedad supera a la de la anorexia debido a las complicaciones derivadas de los vómitos y el uso de purgantes.

Bulimia: Claves para su detección y tratamiento

Las causas de esta patología pueden obedecer a factores biológicos, familiares, psicológicos y socioculturales que distorsionan la visión que la persona tiene de sí misma. Ésta siempre se ve gorda, sin que pueda reprimir sus ansias de comer.

Por lo general, las personas con bulimia tienen por semana entre dos y quince episodios de comidas sin control y vómitos, sin que se noten variaciones en su peso normal. Si a esto se suma el hecho de que tales episodios se realizan habitualmente a escondidas, resulta difícil detectar la enfermedad durante bastante tiempo.

Además, el enfermo bulímico puede presentar otros síntomas:

  • No siente placer al comer ni preferencias en cuanto al tipo de alimentos, sólo buscan saciarse.
  • En su conversación hay constantes referencias a sentirse con “varios kilos de más” sin que esto sea verdad, así como evidentes muestras de baja autoestima y uso de frases despectivas hacia su propia persona.
  • Presenta debilidad, dolores de cabeza, hinchazón del rostro, problemas dentales (caries y gingivitis), mareos, caída de cabello, irregularidades menstruales, y bruscos aumentos y reducciones de peso.
  • Los nudillos de los dedos suelen presentar callosidades o llagas debido a que sufren lesiones al ser introducidos en la boca con el fin de provocarse el vómito.
  • Molestias, ardor y mayor propensión a sufrir enfermedades en la garganta. Esto se debe a la constante exposicón de dicha área a los ácidos estomacales de los vómitos provocados.

Una vez diagnosticada la enfermedad, la misma puede tratarse con psicoterapia (individual, grupal o familiar), orientación nutricional y fármacos recetados por un psiquiatra.

En casos leves, el tratamiento se centra en romper el ciclo de ingestión excesiva de alimento y provocación del vómito gracias a la enseñanza de técnicas de modificación de la conducta y un plan nutricional basado en el peso del paciente y sus hábitos alimenticios.

En todos los casos es importante el acompañamiento psicológico, psiquiátrico y  médico que se brinde sea a largo plazo. También es recomendable que el paciente se sienta respaldado por su grupo familiar para poder superar esta patología.




Ver mas notas sobre Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Bronceado seguro y saludable
Mamberry: suplemento con poder antioxidante
Rosa de Jamaica o hibisco: una flor con múltiples poderes medicinales

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Bulimia: Claves para su detección y tratamiento

No utilices este medio para hacer spam, gracias!