Home » Salud Integral » Piercing en el ombligo: ¿está infectado?

Piercing en el ombligo: ¿está infectado?

El piercing en el ombligo queda fabuloso, pero sólo háztelo si lo cuidas correctamente porque es importante evitar y tratar las infecciones de esta zona.

Los piercing en el ombligo implican la perforación de la piel, por tanto se corre riesgo de una posible infección. Este problema puede ser causado por varios factores, por lo que uno debe aprender acerca de las medidas de prevención y cuidados adecuados antes de hacerse el aro.

Piercing en el ombligo: ¿está infectado?

piercing

Es muy común que un piercing en el ombligo se infecte y esto es principalmente provocado por la atención inadecuada. Además hay otro punto importante, el cual es que el piercing sea realizado por un perforador capacitado, ya que este sabe exactamente dónde y en qué profundidad hacer la perforación para que haya un riesgo mínimo de infección, sangrado y daño a los nervios.

Signos de un piercing infectado

  • Dolor en la zona de la perforación cuando se la toca o incluso cuando no se está tocando el área. Este dolor puede ser agudo o constante, y la zona puede llegar a tener color rojo y verse irritada.
  • Sensación de ardor alrededor del aro en el ombligo y una coloración rojiza de la piel alrededor de la perforación.
  • Hinchazón en el área perforada
  • Una secreción viscosa de color amarillo-blanco o verdoso. Esta es una clara señal de infección como la presencia de pus.
  • Desarrollo de pequeñas bolsas de pus alrededor de la entrada o salida de la perforación.
  • Los abscesos pueden también formarse y si no se los trata, pueden ser fatales.
  • Cabe destacar que no hay forma de que un ombligo infectado pueda pasar desapercibido ya que tu cuerpo dará señales de que algo no anda bien y ahí es cuando se necesita tomar parte.

Cómo evitar y tratar una infección en el piercing del ombligo

A partir de la fecha de la perforación y durante los 6 meses posteriores, es necesario:

Limpiar la zona de la perforación varias veces al día con una solución salina para asegurar que no haya bacterias que entren en contacto con la piel perforada. El sudor, el agua sucia, los dedos sucios todo puede ser una fuente de contaminación para el piercing en el ombligo, así que asegúrate de limpiar la zona a menudo y muy bien.

No toques el área perforada sin lavarte las manos con jabón antibacterial.

No quites el aro. Si está infectado hay que ir al médico y dejar que él determina si es necesario retirar el piercing, porque al retirarlo la perforación se cerrará y el pus puede causar una infección incluso peor, ya que queda atrapado en el interior de la piel.

Aplica un ungüento antiséptico para eliminar las bacterias que entren en contacto con la piel perforada. No pongas demasiado producto, como la piel puede absorber el exceso de crema esto puede contribuir al desarrollo de bacterias.

Mueve lentamente el piercing hacia arriba y hacia abajo para que la crema penetre, y limpia el exceso de medicamento con un paño suave y limpio.

Si se ha formado pus es necesario ir al medico ya que es probable que sea necesario tomar antibióticos.

El tipo de piercing también puede ser una causa de infección, por lo tanto siempre hay que elegir los que estén fabricados con titanio o de acero quirúrgico, ya que son los más tolerados por la piel

Elije piercings sencillos y asegúrate de que la perforación sea del tamaño adecuado, porque los aros vienen en diferentes medidas.




Ver mas notas sobre Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Cistitis, aprende a prevenirla
Aminoácidos, beneficios de treonina y triptófano
Jabón de coco: propiedades, usos y beneficios

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Piercing en el ombligo: ¿está infectado?

No utilices este medio para hacer spam, gracias!