Home » Salud Integral » Respiración y relajación para dormir bien

Respiración y relajación para dormir bien

Para aquellos que padecen de insomnio, con estas técnicas de relajación, realmente no necesitarán de ninguna otra cosa para poder dormir. Estos ejercicios, súper fáciles, reemplazan cualquier producto químico y cualquier sedante, y además, son óptimos para combatir el estrés.

El arte de respirar comienza a estar de moda, gracias a los estudios que demuestran que cuando el cuerpo se relaja con la respiración, se incrementa el número de neurotransmisores y la producción natural de serotonina, que estimula el buen humor.

Respiración y relajación para dormir bien

Pequeños rituales para dormir

Quienes padecen de insomnio muchas veces, sin darse cuenta, se llevan las preocupaciones a la cama. Es lógico que esto pase, ya que en la cama nos reencontramos con nosotros mismos, ya sin televisor, ni libro, ni computadora con qué distraernos.

No está mal pensar antes de dormir, más si estamos en una etapa de crisis, o de cambios, o con preocupaciones puntuales que nos tienen a mal traer. Sin embargo hay que dormir en algún momento, para estar con energía al día siguiente. Por eso, está bien dedicar 5 minutos a pensar en lo que hicimos en el día y en lo que queremos o tenemos que hacer al día siguiente.

Pequeña gran rutina para hacer a diario:

  • Respirar profunda y lentamente para comenzar a dejar de lado todas las ideas y recuerdos que nos acosan llegada la noche. Nos concentramos en la expansión de los pulmones, del abdomen y del tórax.
  • Tomar aire contando hasta tres, retenerlo durante tres lentos segundos, y soltarlo también en tres tiempos.
  • Continuamos con este ritmo respiratorio, pero ahora pensando que ese aire llega hasta los pies, sube por los tobillos y las rodillas, haciendo que el cuerpo se vuelva poco a poco más pesado.
  • Sin dejar de sostener la respiración de tres tiempos, nos concentramos en los muslos, la cadera, la panza, la cintura, el aire llega hasta allí y hace que cada parte del cuerpo se desprenda de la tensión.
  • Nos quedamos un rato percibiendo esa zona, para después, sin dejar la frecuencia de inhalación-exhalación, continuar subiendo, suavemente, hasta el pecho, la espalda, los brazos, los hombros.
  • Una vez que tomamos conciencia de la zona media del cuerpo, comenzamos a llevar el aire al cuello, al rostro, al pelo.

Para llevar a cabo estos ejercicios de respiración y relajación, tenemos que, previamente, poner la mente en blanco. ¿Cómo se pone la mente en blanco? Bueno, al principio a lo mejor cueste, pero es cuestión de ir apagando, desactivando, silenciando, todo el murmullo de pensamientos que se acuesta con nosotros. Pensemos que lo que estamos haciendo son técnicas de meditación, las cuales, como toda técnica, se perfecciona con la práctica.

Esperamos que les haya servido la rutina de relajación. Si quieren contarnos sus experiencias, o tienen alguna duda, con gusto responderemos sus mensajes.




Ver mas notas sobre Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Vitaminas para la belleza y el óptimo funcionamiento del cuerpo
Acné Rosácea: enrojecimiento crónico de la piel
Aminoácidos, beneficios de treonina y triptófano

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Respiración y relajación para dormir bien

No utilices este medio para hacer spam, gracias!